martes, 15 de julio de 2014

Receta sorpresa

Hola!!!

¡Ya estoy de nuevo por aquí!.
Ains, os pido disculpas a tod@s... pero es que no tengo tiempo para nada y no doy a basto. Como para sacar tiempo para ponerme aquí a diario. Ni a diario, ni un ratito a la semana, vaya.

Ahora mismo es que no recuerdo ni si llegué a decir en algún apartado que he vuelto a ser mamá...
El 20 de enero nació mi segundo hijo, mi solete pequeño... Mateo. Es un amor de bebé... ya casi tiene 6 meses... uf, como pasa el tiempo.
Han sido unos meses muuuuuuuy duros. Sobretodo porque mi postparto y recuperación no fueron los más deseados y porque a los 12 días del nacimiento del nene, lo tuve ingresado durante 10 días (con todos sus días y sus noches) en aislamiento por una bronquiolitis... yo con él, sin poder salir del cuarto para nada. Que días tan difíciles...
Pero bueno, eso ya pasó, ya quedó en un recuerdo... y ahora mi niño chico está sanote y fuerte, y mi niño grande es un torbellino de energía y alegría. Álvaro ya tiene 30 meses y está para comérselo... tiene unas salidas y una lengua de trapo que hace que nos tengamos que reir con él a cada rato.
Pero bueno, que no me enrollo más y voy al grano...

***
Como hoy ya anuncian la llegada de la primera ola de calor importante de este verano 2014 (porque la verdad que hasta ahora ha hecho mucho fresquito, al menos aquí en Caudete), creo que ésta receta va a venir de maravilla para sobrellevar mejor ese exceso de grados en los termómetros.

Os dejo un adelanto con una fotografía (por eso de que "una imagen vale más que mil palabras" jejeje). Mañana redacto la receta y en un ratito por la noche, la publico.

Venga ¿Qué os sugiere esta fotografía?
Dejo alguna pista en el pie de imagen.

Piña troceada y congelada.  Leche evaporada y yogures (uno de ellos, sabor coco) congelados. Tarro con azúcar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada