martes, 22 de diciembre de 2015

Bizcocho de coco al microondas

Bizcocho de coco con harina de arroz.


Este bizcocho triunfa siempre. Éxito garantizado.
Hoy lo preparé para llevarlo al almuerzo que hacíamos en el cole de mi hijo con el resto de niños de su clase y sus mámas, antes de la actuación de Navidad, y las mamis que lo han probado me han dicho que les había gustado mucho.
Probar a hacerlo y ya me contais qué os parece.



Ingredientes:
  • 3 huevos.
  • 1 yogur (sabor de coco).
Utilizamos el envase del yogur para el resto de medidas:
  • 1 yogur de azúcar.
  • 1 yogur de harina (trigo, arroz... como más nos guste).
  • 1 yogur de coco rallado.
  • 1/2 yogur de aceite de girasol.
  • 1 cucharada sopera de Cointreau.
  • Media cucharadita de azúcar vainillada.
  • 1 sobre de levadura Royal.

Opcional:
  • Relleno de crema de Speculoos.
  • Coco rallado para espolvorear por encima en el momento de presentarlo.


Preparación:

Echamos todos los ingredientes en un recipiente y batimos con unas varillas hasta que quede una mezcla bien homogénea.
Vertemos en un recipiente de plástico (en recipiente de vidrio no queda igual y no he probado a utilizar uno de silicona) e introducimos en el microondas durante 8 minutos a 600 W.
Una vez frío, desmoldamos y rellenamos de la crema que más nos guste.
Detalle del tarro de crema de Speculoos en el momento de rellenar el bizcocho.

NOTA:
Para presentar (como podeis ver en la fotografía principal de la entrada) podemos partirlo por la mitad, rellenar de crema de Speculoos y decorar con coco rallado.

Podeis improvisar y modificar algunos ingredientes. Por ejemplo, en lugar de rellenar con crema de Speculoos, podemos usar una pasta homogénea elaborada a base de leche condensada y coco rallado. O utilizar crema de cacao (como Nocilla, Nutella, etc). O simplemente decorar con coco y presentar sin relleno.

viernes, 11 de diciembre de 2015

Pechu-pizzas (Thermomix)



Pechu-pizzas con guarnición de patatas fritas.

Esta receta la realicé para participar en un Juanireto de "La Juani, de Ana Sevilla".
Es una receta muy rápida de elaborar, con un resultado rico que recuerda a una pizza y que a los niños les encanta.


Ingredientes:

  • 2 pechugas fileteadas muy finas (unos 500 o 600 gr).
  • 100 gr bacon en tiras.
  • 1 paquete de salchichas Frankfurt ó 150 gr jamón cocido.
  • 20 gr mantequilla.
  • 20 gr AOVE.
  • 30 gr harina.
  • 300 gr leche.
  • 1 cta. orégano.
  • sal.
  • queso rallado para gratinar.
  • orégano para espolvorear.

Preparación:


1.- Precalentar el horno a 200º.
2.- Colocar los filetes de pollo en 2 bandejas forradas con papel de hornear y salpimentar (podéis empalmar un poco los filetes de carne).






3.- Poner el bacon, salchichas en trozos, mantequilla y aceite de oliva en el vaso de la Thermomix: 8 minutos, varoma, vel. cuchara.
4.- Añadir la harina, 4 min. 100º, vel.2.
5.- Añadir la leche, orégano y 2 pellizcos de sal, 5 min. 100º, vel.2.
Bechamel



6.- Cubrir las pechugas con una capita fina de bechamel. Espolvorear queso rallado y hornear a 200 ºC unos 20 minutos, hasta que la superficie tome color.
Nada más sacarlas del horno, espolvorear con orégano.

viernes, 23 de octubre de 2015

Tarta de queso y uvas al moscatel (Thermomix)


Versión de la tarta para el 2º cumpleaños de mi hijo Álvaro (decorada con granada, piña y cerezas en lugar de uva).

Esta receta la hice por primera vez hace ya algunos años. ¡¡¡Es ideal para Nochevieja!!!
La descubrí en el blog de Rosa Ardá  (VelocidadCuchara) y en el de Elena (MisThermorecetas).
Siempre que la he llevado a algún acontecimiento ha triunfado y nunca ha sobrado nada. Gusta mucho incluso a la gente que no aprecia las típicas tartas de queso, pues esta tarta (aunque lleva queso cremoso) apenas sabe a él gracias al saborcillo de fondo que aporta el chocolate blanco.
Además, si no sois muy apasionados de las uvas, la podéis decorar con las frutas que querais (para muestra, la imagen de arriba). Esta riquísima igualmente.




Ingredientes para 10-12 raciones generosas:

a) Gelatina de moscatel:
  • 6 gr ó 3 hojas de gelatina neutra grandes.
  • 70 gr de azúcar.
  • 70 gr de agua.
  • 70 gr de vino dulce Moscatel.

b) Base de galletas:
  • 225 gr de galletas “tipo Digestive”.
  • 80 gr de mantequilla a temperatura ambiente.

c) Crema de queso con uvas:
  • 600 gr de queso de untar (uso 2 tarrinas de queso cremoso light Hacendado).
  • 300 gr de chocolate blanco (uso 4 tabletas (de 75g) de chocolare blanco Hacendado).
  • 300 gr de leche entera.
  • 50 gr de azúcar.
  • 1 sobre de cuajada.
  • 500 gr aprox de uvas blancas y negras SIN PEPITAS para decorar.


Preparación:

Para la base de galletas:

1.- Pon las galletas troceadas en el vaso y pulveriza 10 segundos a velocidad 5.
2.- Añade la mantequilla derretida en un bol durante unos segundos en el microondas y mezcla 10 segundos a velocidad 5.
3.- Cubre con la mezcla la base de tu molde desmoldable de 24 cm de diámetro. Puedes aplastar bien la masa con el cubilete o una cuchara sopera para que así quede lisa y compacta. Reserva en el frigorífico para que se endurezca la mantequilla.


Para la crema de queso:

4.- Pon en el vaso todos los ingredientes (excepto las uvas que son para decorar) y programa 7 minutos, 90º, velocidad 5. Vuelca la crema en el molde reservado con la base de galletas. Coloca las uvas adornando la superficie a tu gusto. Echa con cuidado el moscatel de gelatina y reserva en la nevera 2 horas mínimo una vez que esté templada (PARA MI GUSTO, ESTA MUCHISIMO MAS RICA SI LA PREPARAMOS EL DÍA ANTERIOR).

 

Para la gelatina de moscatel:

5.- Hidrata las hojas de gelatina en un bol con agua fría (durante unos 10 minutos).
6.- Con el vaso limpio, pon el azúcar y el agua y programe 3 minutos, 100º y velocidad 1.
7.- Añade el moscatel y la gelatina y mezcla 15 segundos a velocidad 2. Retira a un bol y reserva.

  • También lo puedes preparar de "modo tradicional" (que es como yo lo suelo hacer):

Mientras las hojas de gelatina se van hidratando en un bol con agua fría, en un cazo calentamos el agua y el azúcar hasta que hierva durante unos minutos (2-3 minutos). Retiramos del fuego y añadimos el vino y las hojas de gelatina escurridas. Removemos hasta su completa disolución y dejamos que temple.

Vertemos con mucho cuidado al finalizar la receta, encima de la crema y de las uvas.
Dejamos que cuaje en el frigorífico durante mínimo 2 horas.


En la tarta de esta imagen solo queda un paso: verter con cuidado por encima la gelatina de moscatel.

jueves, 22 de octubre de 2015

Pan rápido - SIN LEVADO




Hace tiempo que buscaba una receta de esas que puedan hacerse en un "pis-pas" si nos hemos quedado sin pan en casa y que no necesite de varias horas para esperar a que la masa leve. Pues ayer mismo, echando una ojeada por internet, di con esta receta en el blog Cocina con Xena y esa misma tarde (mientras los peques dormían a la siesta), la hice para así tener pan recién hecho en la merienda de mis niños.
Quedé sorprendida por lo fácil que es hacerla y por lo blanditos que quedaron los panes. Ideales para los peques sin una corteza muy dura.



Aquí os dejo la receta:

Ingredientes:

  • 340 g de harina de fuerza o normal.
  • 180 g de agua.
  • 20 g de aceite de oliva suave.
  • 1 taco de levadura prensada (cubito de los del mercadona de 25g).
  • 1 cucharadita de sal.

En Thermomix:
Metemos en el vaso el agua, el aceite y la levadura desmenuzada a 37º, 2 minutos, velocidad 2. Después añadimos la harina con la sal, le damos 3 golpes de turbo y ponemos 3 minutos espiga.
Sacamos del vaso, amasamos y hacemos un rulo. Cortamos la masa (yo pongo para cada uno, unos 120g de masa) y le damos forma de barrita (hacerlas finas... no hacerlas muy gordas que luego suben en el horno). Damos unos cortes con la tijera y metemos al horno SIN PRECALENTAR ANTES.

Encendemos el horno a 200º y a los 10 minutos, bajamos a 180º y dejamos 25-30 minutos en total.
Si los queremos de vista mas caseros, pincelamos con aceite antes de meter al horno y espolvoreamos con harina.


A mano:

Ponemos en un bol la harina y desmigamos la levadura. Añadimos el aceite y el agua y vamos amasando. A mitad del amasado, añadimos la sal y seguimos amasando. Cuando veamos la masa bien mezclada hacemos una bola y ya tenemos la masa para formar los bocadillos como dije anteriormente (ya que esta masa no tiene que levar).

MUY IMPORTANTE: NO CALENTAR EL HORNO ANTES, ENCENDER CUANDO METAMOS LA BANDEJA CON LOS BOCADILLOS

Y LISTOS!!!!!

martes, 20 de octubre de 2015

Tomate frito casero (Thermomix)

Usando el sofrito guardado en tarros de conserva para hacer macarrones.

Aquí os presento una receta muy socorrida. Apenas se invierte tiempo en su elaboración y el resultado es muy bueno. Yo suelo hacer bastante cantidad de una vez. Uso una parte para preparar la comida de ese día y el resto del tomate frito que me sobra, lo utilizo para hacer conserva y poder usarlo con posterioridad.


Tomates escaldados, ya sin piel, listos para triturar.


Aquí el tomate ya triturado y reservado en un bol para añadirlo después al vaso de la thermomix.

Tomate frito ya listo para llenar los tarros de conserva.


Ingredientes para 1 litro:
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra (AOVE).
  • 2 dientes de ajo.
  • 100 g de cebolla.
  • 100 g de zanahoria (opcional).
  • 1 kg de tomate natural triturado (puedes usar de bote o tomates naturales).
  • 30 g de azúcar.
  • sal, pimienta negra y albahaca (opcional).
Preparación:
  1. Ponga el aceite en el vaso y programe 3 minutos, Varoma, velocidad 1.
  2. A continuación, añada los dientes de ajo, la cebolla y la zanahoria (en caso de querer añadir esta última). Tritúrelo 10 segundos, velocidad 5 y programe 7 minutos, temperatura Varoma, velocidad 3 ½. 
  3. Antes de incorporar el tomate baje con la espátula todo lo que haya quedado en las paredes y la tapa del vaso. Añada el tomate y el resto de ingredientes (mire las notas del final si va a añadir albahaca) y programe 30 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1. Coloque encima de la tapa, el cestillo, para evitar salpicaduras sin poner el cubilete.

Notas:

  • Si lo quiere más espeso, puede programar unos minutos más. Así se evaporará el líquido.
  • Si utiliza albahaca, añádala en los últimos minutos. 
  • Si usa tomates naturales, éstos deberán estar muy maduros y rojos. Dele unos cortes superficiales para escaldarlos en agua hirviendo y poder quitarles la piel con facilidad. Mantenga unos minutos en la olla a fuego medio y échelos a un bol lleno de agua fría con cubitos de hielo. Así podrá retirarles la piel con mucha facilidad. Una vez pelados, escurra bien el líquido apretándolos entre las manos. Tendrá que triturarlos muy bien, una vez fríos, a velocidad 6-7 hasta que tenga un puré. Sáquelos y resérvelos para añadirlos una vez hecho el sofrito, pues si los triturase con el mismo ya no tendrían ese bonito color rojo. 
  • Si terminada la cocción desea triturar más el tomate, no lo haga cuando esté caliente. Espere a que se enfríe un poco y tritúrelo en velocidad 7 pero recuerde que si lo tritura, le quedará de color anaranjado.

martes, 7 de julio de 2015

Ensaladilla de marisco

Tupper listo para llevar a la oficina.


Menuda ola de calor tenemos de pleno estos días en casi toda la península. Y según los meteorólogos va para largo la cosa.
Pues bien, ¿qué mejor para comer en días así que una ensaladilla de marisco bien fresquita?
Esta tarde compré los ingredientes que me faltaban en casa y, después de cenar, la he preparado en un momento para tener listo el tupper para la oficina a primera hora de la mañana. Porque esta comida está muuuuuucho más rica si se prepara de un día para otro. Tenerlo en cuenta siempre pues realmente está más sabrosa, con los sabores más acentuados, si transcurren 24h desde su preparación hasta su consumo.
Vamos a ello...


Ingredientes:
  • Media lechuga romana.
  • Entre 15-20 langostinos cocidos.
  • Un puñado de maíz dulce congelado.
  • 4 bocas de mar.
  • 2 huevos cocidos.
  • 4-6 cucharadas soperas de mahonesa (a mi me gusta mucho usar la marca Ligeresa).
  • Aceitunas rellenas.
  • Colines o regañás para acompañar.


Elaboración:
  1. Cortamos la lechuga muy finita (en juliana) y reservamos en un bol.
  2. Cortamos los huevos duros en trozos muy menudos. Añadimos al bol.
  3. Pelamos los langostinos y los troceamos en trozos pequeños. Añadimos al bol.
  4. Cortamos las bocas a rebanadas pequeñas. Añadimos al bol.
  5. Echamos el puñado de maíz en el bol.
  6. Añadimos 4-5 cucharadas de mahonesa y vamos removiendo bien y despacio todos los ingredientes. Si nos gusta que quede más compacto, añadimos alguna cucharada más. Si nos gusta con la lechuga más suelta no añadiremos más.
Guardamos en un tupper para conservar bien hasta el día siguiente dentro del frigo y decoramos con unas aceitunas rellenas.
A la hora de comer acompañaremos con unos colines o regañás.


jueves, 11 de junio de 2015

Solomillos de pollo a la cerveza

Tupper listo para llevar a la oficina.

Hoy tenemos una recera muy socorrida. Se hace rápido, es sencilla y está muy rica. Y en esta ocasión viene presentada en un Tupper para poder llevárnoslo a la oficina. Vamos al lío...


Ingredientes (para 2 personas):
  • Un paquete de solomillos de pollo (podemos utilizar lo que más nos juste: pollo troceado, muslitos, alitas, pechugas...).
  • Una cebolla bien hermosa.
  • Dos carlotas.
  • Tres dientes de ajo.
  • 2-3 hojas de laurel.
  • Una lata de cerveza.
  • Una cucharada de harina.
  • Pimienta negra molida.
  • AOVE.
  • Sal.

Elaboración con olla Programable Cocimix Deluxe:

Ponemos la olla en menú plancha 180º y añadimos el AOVE.
Troceamos los dientes de ajo y los doramos. Reservamos.
Doramos los solomillos de pollo salpimentados y reservamos.
Troceamos la cebolla en juliana y las carlotas a rodajitas. Doramos.
Cuando estén tomando color y veamos que la cebolla ya está bien pochadita, añadimos el ajo, el pollo y la harina (que nos ayudará para conseguir una salsa más espesa). Le damos unas vueltas a todo junto durante unos minutos.
Añadimos las hojas de laurel y la cerveza.
Cerramos la olla y programamos menú pollo 20 minutos.


NOTA: Si al abrir la olla vemos que la salsa no ha reducido lo suficiente para nuestro gusto, dejamos hervir durante unos minutos a fuego muy lento con la olla abierta, sin la tapa.



martes, 15 de julio de 2014

Receta sorpresa

Hola!!!

¡Ya estoy de nuevo por aquí!.
Ains, os pido disculpas a tod@s... pero es que no tengo tiempo para nada y no doy a basto. Como para sacar tiempo para ponerme aquí a diario. Ni a diario, ni un ratito a la semana, vaya.

Ahora mismo es que no recuerdo ni si llegué a decir en algún apartado que he vuelto a ser mamá...
El 20 de enero nació mi segundo hijo, mi solete pequeño... Mateo. Es un amor de bebé... ya casi tiene 6 meses... uf, como pasa el tiempo.
Han sido unos meses muuuuuuuy duros. Sobretodo porque mi postparto y recuperación no fueron los más deseados y porque a los 12 días del nacimiento del nene, lo tuve ingresado durante 10 días (con todos sus días y sus noches) en aislamiento por una bronquiolitis... yo con él, sin poder salir del cuarto para nada. Que días tan difíciles...
Pero bueno, eso ya pasó, ya quedó en un recuerdo... y ahora mi niño chico está sanote y fuerte, y mi niño grande es un torbellino de energía y alegría. Álvaro ya tiene 30 meses y está para comérselo... tiene unas salidas y una lengua de trapo que hace que nos tengamos que reir con él a cada rato.
Pero bueno, que no me enrollo más y voy al grano...

***
Como hoy ya anuncian la llegada de la primera ola de calor importante de este verano 2014 (porque la verdad que hasta ahora ha hecho mucho fresquito, al menos aquí en Caudete), creo que ésta receta va a venir de maravilla para sobrellevar mejor ese exceso de grados en los termómetros.

Os dejo un adelanto con una fotografía (por eso de que "una imagen vale más que mil palabras" jejeje). Mañana redacto la receta y en un ratito por la noche, la publico.

Venga ¿Qué os sugiere esta fotografía?
Dejo alguna pista en el pie de imagen.

Piña troceada y congelada.  Leche evaporada y yogures (uno de ellos, sabor coco) congelados. Tarro con azúcar.

martes, 22 de octubre de 2013

Sopa de cebolla "anticatarral"





¡Ay, estamos entrando en malas fechas para los catarros!.
Mi niño empezó la guardería hace algunas semanas y desde entonces parece que en casa somos amigos íntimos de los "mocos". El caso es que este pasado fin de semana estuvo mocoso y con laringitis, y ahora vamos papá y yo siguiéndole los pasos con el pañuelo en la mano o en la nariz todo el día. Papá puede tomar (como acostumbra en estos casos) Frenadol® pero yo, embarazada de casi 7 meses, no puedo. ¡Pero no pasa nada... tengo la solución!. Para luchar contra el catarro nada mejor que una sopa muuuuuuuuy calentita para cenar, elaborada con ingredientes que actuan como auténticos antibióticos naturales: cebolla, ajo, romero...





Y la receta en cuestión es la siguiente:

Ingredientes para 4 personas:
  • 1,5 l de agua con una pastilla de caldo de verduras (o mucho mejor y más recomendable: caldo de verduras de aprovechamiento de un hervido que hicimos días anteriores).
  • Unas 6 rebanadas de pan tostado.
  • 3 cebolletas (yo usé en esta ocasión 2 cebollas y un trozo de unos 12 cm de puerro).
  • 2 dientes de ajo.
  • Queso rallado.
  • AOVE.
  • Sal.
  • Un ramita de romero fresco.


Elaboración:

Doramos un diente de ajo cortado a trocitos muy pequeños en un buen chorro de AOVE. Cuando comience a tomar color, rehogamos en la misma cazuela la cebolleta y el puerro cortados en tiras finas. Lo pochamos todo a fuego lento durante 10-15 minutos hasta que tome un color dorado.


Añadimos el agua con la pastilla de caldo (o nuestro caldo de hervido casero) y dejamos cocer unos 25-30 minutos a fuego no muy fuerte. Cuando falten unos 5 minutos para retirar del fuego, hacemos una infusión de romero: si es romero fresco en rama lo introducimos sin más en la cazuela. Si no es fresco, utilizaremos una bola de infusión:

Sujetamos la bola de infusión para que no se introduzca por completo en la cazuela.

Pasados unos 5 minutos, retiramos la bola de infusión con las hojas de romero en el interior.


Emplatamos. Tostamos las rebanadas de pan, las untamos un poco con el diente de ajo crudo y las ponemos en la superficie de cada plato.

Espolvoreamos el pan con un poco de queso rallado y gratinamos (bien en el horno o en el microondas).

Y servimos rápido para tomar muy muy caliente. Así nos hará más efecto contra ese catarro tan molesto.

¡Buen provecho!

sábado, 21 de septiembre de 2013

Flan "Flanín, el niño"® con caramelo (Thermomix)


Con los ingredientes indicados más abajo salen 5 flanes como los de la imagen superior.


Ya podrán crear mil tipos de flanes de mil marcas diferentes y pasar otros 30 años, que nunca habrá un flan que me sepa más rico y me guste más que los hechos en casa con los sobres de Flanín "El Niño"®, el de toda la vida.
Y es que además de gustarme su sabor, me encantan los recuerdos que me vienen a la mente cuando los preparo en casa y mi cocina se llena de ese aroma a canela, limón y vainilla:  parece que puedo ver a mi madre en su cocina cuadrada de su antiguo piso, susurrando una canción, removiendo el cazo (colocado sobre el fuego de gas butano) sin parar para que el flan no se pegase y se socarrase en el fondo, estando yo sentada a la mesa del centro de la estancia observándola y esperando a que llenase los vasitos para que mi madre me dijese "ale, toma el cazo... ya puedes "repelarlo" con el cucharón". Uhmmmm... gran momentazo aquel. Pasaba y requetepasaba una y otra vez aquel cucharón por aquel cazo de aluminio, intentando no dejar ni una chispa de flan, aún caliente. Y bueno, lo que más deseaba es que llegase el día siguiente (porque mi madre siempre decía que los flanes sabían más ricos de un día para otro) para poder comerme un tarrito de flan con caramelo de postre... me recreaba unos minutos y lo comía lentamente cucharita a cucharita, asegurándome de no dejar ni rastro de caramelo en el fondo. Aquellas últimas cucharadas con caramelo del final eran lo mejor. Que recuerdos de infancia, que nostalgia.
¿Vosotros tenis recuerdos similares?

A continuación os lanzo la receta adaptada a la thermomix y dejando a un lado el cazo y el cucharón (para una elaboración más tradicional). Espero que os guste:

Ingredientes:

En la imagen faltaría el caramelo líquido (yo usé el de la marca Hacendado), que es opcional.

  • Medio litro de leche desnatada (podeis utilizar del tipo que querais: entera, semi o desnatada).
  • 1 sobre de Flanín, el niño®.
  • Una ramita de canela.
  • Unos trozos de corteza de naranja y limón.
  • 5 cucharadas de azúcar.
  • Media cucharita de azúcar vainillado.
  • Caramelo líquido (opcional).


Elaboración:

Reservamos en un vaso 250 ml de leche. Disolvemos en dicho vaso el sobre de Flanín, el niño® y removemos bien con un tenedor para no dejar ningún grumo.
Ponemos en el vaso de la thermomix los otros 250 ml de leche, el azúcar, la canela, las cortezas de naranja y limón, y el azúcar vainillado. Colocamos la mariposa sobre las cuchillas. Programamos 8-9 minutos, 90º, velocidad 2y1/2, giro a la izquierda.
Ponemos un poquito de caramelo en los recipientes que vayamos a utilizar para hacer los flanes y los metemos al congelador mientras la thermomix trabaja (durante estos minutos, el caramelo se congela y así, al verter sobre éste el flan caliente, no se mezclará y permanecerá en el fondo de los recipientes).
Cuando hayan transcurrido unos 4 minutos aproximadamente, paramos la máquina. Retiramos las cortezas, la rama de canela y la mariposa. Añadimos la leche reservada en un vaso y volvemos a poner la máquina en funcionamiento, sin ser necesario ya el giro a la izquierda. Podemos subir si queremos a velocidad 3.
Cuando la thermomix termine, rellenamos los recipientes que acabaremos de sacar del congelador. Dejaremos enfriar. Taparemos correctamente e introduciremos en la nevera...  solo queda esperar que llegue el día siguiente para poder comerlos.



Como decía más arriba, esto es por tradición, porque así lo hacía mi madre. Pero cierto es que pasadas unas horas, cuando los flanes ya estén bien fríos, podremos consumirlos sin ningún problema.