viernes, 11 de mayo de 2012

Cocido con "ropa vieja"

"Ropa vieja"



Sopa de fideos


Esta es una receta de esas que te pide el cuerpo en pleno invierno. De esas que te dejan KO para dormir una buena siesta.
La receta se la he pedido a mi madre. Su cocido me encanta y quería aprender a hacerlo con "su toque especial".
Además, acompaño esta receta de cocido con ropa vieja porque desde pequeñas, mi madre nos pasaba por la sartén tanto a mi hermana como a mi, la carne y verdura de esta comida. Así nos lo comíamos sin rechistar y nos encantaba pero si nos ponía el plato delante según salía todo de la olla, no había forma de comérsnoslo sin gruñir. Desde entonces, en casa el cocido siempre iba unido de la mano a la "ropa vieja".

Ingredientes:
  • 1 bandeja de verduras preparadas para cocido (suelo comprarla siempre en Mercadona, aunque otros supermercados también las tienen): chiribia, nabo, apio, puerro y carlota.
  • Cardo y/o pencas (mejor frescas que congeladas).
  • 1 cebolla entera sin trocear para hacer el caldo y otra cebolla para la "ropa vieja".
  • 1 o 2 patatas troceadas en dos o tres partes dependiendo de su tamaño.
  • 1 diente de ajo entero (con piel incluida) para hacer el caldo y 2 o 3 dientes de ajos laminados para hacer la "ropa vieja".
  • 1 chorizo asturiano.
  • Hueso de jamón o tacos de jamón al gusto (si es un hueso, le daremos un hervor en un cazo durante unos minutos antes de añadirlo a la olla para que suelte el sabor más fuerte y la grasa del tuétano).
  • Muslo de pollo campero, muslo de pollo, garra de ternera, un trozo de cordero... (yo suelo echar cantidad para 4 personas aunque lo haga para dos porque así congelo las sobras y tengo comida para otro día).
  • 3 puñados de garbanzos.
  • Fideos (2 puñados por persona.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • AOVE para la "ropa vieja".
  • Sal y colorante.


Elaboración:

Nota: ponemos los garbanzos en agua desde la noche anterior, con una cucharadita de sal y media de bicarbonato.

Colocamos la olla al fuego (yo utilizo una de 6 litros) llena de agua, con las verduras y la carne.
Echo todas esas verduras para que dejen buen sabor y hagan un buen caldo (después desecho parte de ellas, como la chiribia, el nabo, la cebolla, el ajo o el puerro).
Lo mismo ocurre con la carne. La que nunca me falta es el chorizo (a mi marido le chifla) y el jamón. Lo demás dependerá de la ocasión: he llegado a hacer esta comida solo con muslos y contramuslos de pollo y sale igual de rica. Cordero y ternera no suelo poner en mucha cantidad porque no son carnes que nos gusten con locura... y cerdo nunca le pongo.
Cuando hierva el caldo incorporamos los garbanzos.
Añadimos colorante y vamos espumando con mucha frecuencia para retirar el exceso de grasa y la espuma que suelta al principio.
No pongo aceite porque considero que no lo necesita.
La sal la añado casi al final, para probar como ha quedado de salado el caldo al llevar jamón.
Dejaremos hervir a fuego lento unas 3h... este es el truco clave para que los garbanzos salgan blanditos y no queden nada duros.


PARA PREPARAR LA SOPA:
Colamos unos tres cacillos de sopa por persona en un cazo y añadimos los fideos siguiendo las indicaciones del fabricante.

Con el caldo que nos sobre tendremos para llenar varios Tupper y así podremos comer de nuevo sopa otro día, o bien podremos hacer "sopa cubierta" o un rico "relleno".


PARA PREPARAR LA "ROPA VIEJA":
En una sartén sofreimos 2 o 3 dientes de ajos laminados con un buen chorrito de AOVE. Después añadimos una cebolla bien troceadita y cuando esté dorada, incorporamos la carne y las verduras que queramos comer (el resto se pueden congelar para consumir otro día junto al caldo que nos sobre) junto a un vasito de vino blanco.
Vamos dando vueltas hasta que el vino se haya evaporado y todo esté bien doradito...   y...

¡listo para comer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada